El día de la boda es un día para disfrutar de momentos que viviréis junto a familiares y amigos que os acompañan.

Por eso mismo. hacemos una sesión de Postboda unas semanas después de la boda, ya que, sin el problema del tiempo, dedicamos toda una tarde a realizar vuestro reportaje de Postboda.

El reportaje Postboda es la excusa perfecta para que volváis a poneros tu vestido y tu traje de novio.

Seguro que os apetece poneros así de guapos otra vez delante de la cámara. Ahora tenéis todo el tiempo que queráis, sin prisas para hacer el reportaje en un entorno tranquilo y sin nervios.

Los nervios del día de la boda ya no están, nadie os espera y ya no hay nada que pueda salir mal.

Relajaos y Disfrutad.